Proyecto Mezclas sostenibles medioambientalmente amigables
Home / Proyecto SMA / Introducción

Introducción

En los últimos años, la conciencia medioambiental para conseguir un desarrollo sostenible ha crecido notablemente. Cada vez son más los requerimientos que en esta materia se exige a los sectores industriales para reducir el impacto medioambiental de la sobrexplotación tecnológica y de los recursos del planeta.

El sector de la carretera no es ajeno a esta tendencia aplicando cada día más esfuerzos en desarrollar procesos y productos que permitan mejorar su impacto medioambiental.

En la actualidad se está dedicando un gran esfuerzo de innovación y desarrollo de nuevos materiales que permitan ofrecer prestaciones técnicas superiores y al mismo tiempo, hagan más sostenible la construcción y conservación de las carreteras.

Generalmente, en la construcción de carreteras se emplean “mezclas bituminosas”, que son las encargadas de conferir las prestaciones técnicas y funcionales a los conductores. Los requerimientos básicos de dichas mezclas bituminosas están descritos por las normas europeas EN 13108 que normalizan los diferentes tipos de mezclas a utilizar en Europa. No obstante, la diversidad de los países que conforman la Unión Europea requiere que cada uno de ellos adapte los requisitos comunes a las condiciones particulares atendiendo a criterios como tipos de materiales utilizados, condiciones meteorológicas, tipo de tráfico, etc.

Prueba de esta situación es el caso objeto de este proyecto: la mezcla bituminosa denominada SMA (Stone Mastic Asphalt), ampliamente utilizada en Europa desde hace muchos años por sus excelentes características, y sin embargo, con un uso restringido y altamente especializado en España (aeropuertos y vías de altas solicitaciones). 

Este tipo de mezclas presentan características que mejoran la sostenibilidad medioambiental al conseguir productos más duraderos, reduciendo el periodo de rehabilitación, y por lo tanto, reduciendo el consumo de materiales vírgenes y de la repercusión ambiental de todo el proceso constructivo. Otro aspecto a destacar de estas mezclas, es conseguir mejoras para el usuario en términos de seguridad y confort, aumentando la resistencia al deslizamiento, y reduciendo el ruido de rodadura.

Buscar